Hablemos de barbacoas

10.11.2020

Para gustos colores, pero, ¿tienes claro que barbacoa elegir?

El mundo de la barbacoa es inmenso y con miles de posibilidades en cuanto al combustible y la forma de la parrilla, pero una cosa es segura: las barbacoas siempre son motivo de alegría y festejo.

Los productos Tomás Cordero son de la mejor calidad para disfrutar de cualquier barbacoa pero aun así te explicamos brevemente, como son y para que se utilizan los diferentes tipos de barbacoas para que te hagas todo un chef y saques el mejor partido a los excelentes productos Tomás Cordero.

Tipo de combustible

Combustible sólido: Carbón, madera,...

Las barbacoas de combustibles sólidos, la mas común suele ser la de carbón, son las mas abundantes y económicas; además de tener miles de modelos portátiles que hacen que la barbacoa pueda disfrutarse en cualquier lugar.

Estas barbacoas suelen ser de fuego directo, es decir, que el calor incide directamente sobre los alimentos y, en algunos casos, suelen usarse las típicas parrillas o, también, se les colocan planchas para cocinar la comida sobre todo en las de madera.

Al tener una cocción directa en la fuente de calor el número de platos y menús se reduce considerablemente respecto a otros tipos de barbacoas.

Algunos tipos de barbacoas de combustibles sólidos pueden ser de fuego indirecto o, incluso, ahumadoras, sobre todo las de madera. Estos modelos son mas raros y aparatosos pero son dignas de mención en este apartado ya que aumentan considerablemente las recetas que se pueden elaborar en ellas respecto a las de fuego directo.

Combustible Líquido: Butano, propano...

Este tipo de barbacoas son las llamadas de gas, pero el combustible que utilizan esta en estado líquido en la botella recipiente. Son un poco mas caras que las del mismo tamaño de carbón pero entre sus ventajas se encuentra la producción de residuos que en el caso de las de carbón es mucho mayor que las de gas, por ejemplo: las cenizas.

Las barbacoas de gas nunca son de fuego directo y, ya sea por medio de 'tejas' o piedra volcánica, el fuego nunca 'toca' los alimentos. Son más rápidas de encender, sólo darle al botón y listo.

Entre sus inconvenientes se encuentra el precio del combustible y el sabor que el carbón o la madera dejan a la carne, pero tenemos una solución para esto: virutas de madera.

Las virutas de madera se compran en bolsas o packs listos para usar, se alojan debajo del fuego en las barbacoas de gas con la madera previamente humedecida y ! sabor a madera ¡ dando muchísimas posibilidades de exploración entre diferentes maderas para obtener sabores distintos.

Por último, las barbacoas de gas alcanzan una temperatura muy superior a las de otros combustibles y, junto con su tapa, ofrecen la posibilidad de usarlas como horno aumentando hasta el infinito las posibilidades de cocinar los alimentos.

Barbacoas eléctricas.

Finalmente estas barbacoas son muy parecidas a las de carbón cuando les acoplamos una plancha, es decir, las barbacoas eléctricas suelen ser tipo plancha y siempre con el calor directo a los alimentos. No son, en mi opinión, una buena elección pero como dijimos al principio: 'para gustos colores'.

¿Te decides?

¿No?

En Tomás Cordero disponemos de una enorme variedad de productos para que, tengas la barbacoa que tengas, siempre disfrutes de ellos con total seguridad de que van a estar !RIQUISIMOS¡